Confesiones de un Inversor Institucional / Bolsa de Valores ~ Instituto LA MONEDA. Curso Bolsa de Valores, Curso FOREX, Análisis Técnico y Análisis Fundamental

Confesiones de un Inversor Institucional / Bolsa de Valores

Josh M. Brown, de uno de los mejores blogs económicos, The Reformer Broker, ha compartido con todos nosotros una carta privada de un inversor institucional que prefiere mantenerse en el anonimato debido al cargo que ocupa. Es una carta tan cruda y honesta como nunca hemos visto antes. Nadie que trabaja en ese puesto sería capaz de decir esto en voz alta.

La intención de este autor es influir en el debate actual sobre la gestión de inversiones. Nadie en la institución en la que el autor trabaja, está interesado en apartarse de la situación actual, nadie quiere correr el riesgo de coger el toro por los cuernos y probar algo nuevo. El autor considera que las consecuencias de estas políticas de inversión representan una tragedia por las pérdidas de oportunidades. ¡Disfruten!

He pasado toda mi carrera gestionando carteras institucionales para fondos de pensiones, fondos patrimoniales y fundaciones. Algunos han utilizado un enfoque simple y convencional mientras que la mayoría han utilizado modelos más complejos  e inversiones alternativas que son tan populares en estos días.
Mi trabajo actual es con un gran fondo que utiliza un enfoque complejo, con un enfoque en la baja volatilidad y el uso de fondos de cobertura e inversiones privadas. Esta experiencia ha consolidado mi opinión de que el enfoque simple es simplemente mejor. Me he vuelto muy desencantado con la forma en que las instituciones gestionan sus carteras en la actualidad.

Hay muchas organizaciones con grandes carteras que podrían beneficiarse de una filosofía más convencional. Muchos de mis compañeros en la industria de la inversión institucional hablan de tener hasta el 50, 60, incluso el 70% de su cartera en inversiones alternativas. Esta es una receta para el desastre.

Las altas comisiones, bajo rendimiento, apalancamiento y la falta de transparencia en este estilo de inversiones han sido bien documentadas en los últimos años, pero he visto otros riesgos adicionales.

Hacer contribuciones a los hedge funds es fácil. Ellos quieren su dinero, por lo que normalmente se puede invertir de forma mensual sin muchos avisos. Pero trate de conseguir su dinero. Por lo general, necesita una antelación mínima de 90 días e incluso entonces sólo se puede canjear en una base trimestral o anual.

Si usted decide cortar lazos con el hedge fund por completo y canjear la totalidad de su capital, normalmente sólo obtendrá un reembolso del 80-90% de su dinero. El otro 10-20% de "retención" no se le devolverá hasta que finalice la auditoría anual del hedge fund, que podría ser hasta un año más tarde. Por lo que verá como su dinero no da ninguna rentabilidad, mientras se aseguran de que el precio de liquidación es el correcto. Compare esto con los fondos de índice y ETFs que tienen un precio de venta cada segundo de cada día de negociación. Si su hedge fund cierra por alguna razón llegará a ver la verdadera de basura de activos ilíquidos en los que invierten estos chicos.

Nuestra institución invirtió en un hedge fund que decidió devolver capital a los inversores. Nos dieron la opción de conseguir el dinero menos un porcentaje por adelantado o esperar a que se vendan las inversiones. Decidimos esperar y tardamos cuatro años en conseguir toda nuestra inversión. Y cada vez que nos daban una parte del dinero, la inversión que quedaba valía menos dinero. Esto es un enorme costo de oportunidad.

Para reducir el riesgo de un golpe así, las instituciones diversifican entre varios hedge funds y estrategias, que sólo aumentan la probabilidad de escoger fondos cuya rentabilidad está por debajo del promedio.
Los fondos normalmente tienen un periodo de 1 año en la que no se puede recuperar la inversión inicial, pero es posible que el bloqueo alcance los 3-5 años en algunos casos antes de poder sacar su dinero. También fui testigo de la suspensión de reembolsos durante la crisis financiera. Usted me dirá si vale la pena pagar hasta el 20% de los beneficios en estas condiciones.

He hecho due dilligence en algunos hedge funds que tienen comisiones de gastos y el 30% de los beneficios. Y la comisión de gastos puede ascender al 6-8 por ciento. Por lo que nos quedaría un hedge fund con unos gastos fijos del 8% y el 30% de la rentabilidad. El capital riesgo también tiene enormes costos de oportunidad. No es cuestión de entregarles el dinero y ese mismo día empezar a invertir. El período de inversión podría durar hasta 10 años.

¿Cómo es que esta tesis de inversión inicial sigue siendo válida después de una década? Y ¿qué hacer con su dinero hasta que pueda invertir en un fondo de capital riesgo? ¿Mantener dinero en efectivo? ¿Fondos de índices? Además, usted solo tiene un preaviso de 2 semanas antes de que el fondo de capital riesgo le llame para comenzar a invertir sin tener ni idea del monto de inversión.

Las comisiones del fondo de capital riesgo también son un negocio redondo. En la mayoría de los fondos, usted no paga los gastos de gestión de su capital invertido. Eso tendría demasiado sentido. Usted paga sobre el capital comprometido. Así que si usted se ha comprometido a invertir, digamos 30 millones de dólares, pero solo le permiten invertir 500.000 dólares el primer año, la comisión de gestión del 2% es superior al 100% del capital invertido. Suena razonable, ¿no? Especialmente cuando la mayoría de los fondos de capital riesgo no pueden superar la rentabilidad de un ETF valor.

También debe diversificar los fondos de capital privado y su estrategia. Más posibilidades de estar equivocado. Entonces, ¿por qué la mayoría de las instituciones invierten de esta manera?

1. Es interesante
¿Qué suena más estimulante para un gestor de capital?
a) Viajar a Nueva York, Silicon Valley y Londres para realizar due dilligence y reunirse con hedge funds, capital privado y administradores de capital de riesgo, siendo agasajado con comida y bebida gratis mientras habla de habla de estrategias complicadas, alfa, nuevas tecnologías y "lo que nos diferencia".

b) Buscar activos infravalorados, mercados y sectores a un bajo costo, para lograr una amplia diversificación y ganar múltiples flujos de beta. 
Puede imaginar por qué la mayoría de los inversores institucionales eligen la opción a). No me malinterpreten, estos viajes son una gran ventaja del trabajo, pero no estoy seguro de lo valiosos que son para la organización.

2. Piensan que su trabajo es superar al mercado
Mayoría de los inversores institucionales asumen: "Mi trabajo consiste en superar a los mercados o mi referencia y ganar un bono de rentabilidad". Esta es la manera equivocada de ver una cartera. El verdadero trabajo debe ser establecer una asignación de activos diversificada, tomar buenas decisiones, el reequilibrio de activos infravalorados, alcanzar los objetivos de la organización, reducir el lastre de las comisiones, asegurar liquidez para las necesidades a corto plazo y recordar su horizonte temporal y perfil de riesgo.
Usted puede agregar valor, sin la búsqueda constante alfa no correlacionado con baja volatilidad baja.

Los consejos de la mayoría de los fondos de pensiones, fondos patrimoniales y fundaciones tampoco ayudan. Todos ellos se encuentran a gusto con la mentalidad de rebaño. La mayoría tienen mucho éxito en los negocios, son ultra-competitivo y solo quieren superar la rentabilidad de Harvard y Yale. Todo el mundo quiere vencer a todos los demás, incluso con diferentes agendas y de alguna manera compleja se vuelven todos iguales.

3. Asumen que lo complejo debe ser mejor
Los inversores que gestionan estas carteras son individuos altamente preparados y muy inteligentes. Es difícil para ellos admitir que la solución simple tiene más sentido. Ser capaz de comprender las estrategias complejas les hace pensar que son superiores a los fondos indexados y ETFs. Hay una falsa sensación de seguridad cuando usted pasa su tiempo hablando con ricos y brillantes gestores alternativos.

He estado en una serie de reuniones con gestores activos o consultores que han dicho que los únicos clientes que han perdido los dejaron por invertir en fondos de índice. Llevan este hecho como una insignia de honor. Todo el mundo se ríe con los pobres inversores que ganan dinero con fondos de bajo coste. Y no reconocen que estudio tras estudio demuestra que los fondos que replican un índice son superiores. La suposición de que los mercados financieros complejos requieren soluciones complejas es la primera respuesta de los inversores institucionales. Pero lo nuevo y lo emocionante, no significa que funcione. Modelos complejos de inversión funcionan hasta que no lo hacen. Esto es especialmente cierto con las estrategias complejas que son imposibles de seguir correctamente debido a su falta de transparencia.

También se pierde la oportunidad de reequilibrar durante los períodos de mayor volatilidad, que es uno de los mayores beneficios de un enfoque más convencional. Los gestores alternativos quieren una asociación a largo plazo con los inversores para no preocuparse por las peticiones de reembolso inmediatas. La necesidad de ser mucho mejor que la media para justificar esas altas comisiones, provoca inversiones extremas que hace que sea difícil mantener un enfoque consistente. Y la pérdida de los beneficios de la diversificación y la correlación se sacrifica por el aumento de los costos de monitoreo y por tener estrategias más complejas.

He visto como las estrategias complejas fallan en múltiples ciclos de inversión en este tipo de carteras, pero como Keynes nos dijo: "La sabiduría mundana nos enseña que es mejor para la reputación fallar con las ideas generales que tener éxito con pensamientos fuera de lo convencional." De alguna manera la simplicidad se ha convertido en la excepción, mientras que la complejidad ahora es la regla.

La simplicidad puede ser el camino para el éxito. Eso no quiere decir que sea fácil, sólo menos complejo. Una cartera complicada se basa en la esperanza de ser más inteligente que nuestros colegas de inversión y los mercados, asumiendo riesgos adicionales. Todos sabemos que la esperanza no es una estrategia de inversión.

Por Carlos Montero

Descarga gratuitamente mi libro digital
"Mis Experiencias en la Bolsa de Valores de Lima"
en el enlace: www.bolsaperu.com

0 comentarios:

Publicar un comentario