La toma de decisiones en Bolsa de Valores ~ Instituto LA MONEDA. Curso Bolsa de Valores, Curso FOREX, Análisis Técnico y Análisis Fundamental

La toma de decisiones en Bolsa de Valores

La mayoría de los inversionistas y especuladores no profesionales en la Bolsa de Valores son aversos a tomar pérdidas que muestran algunas de sus operaciones. Investigadores académicos estudiaron dicho fenómeno; que también se presenta en inversionistas profesionales y operadores de las bolsas, en general y lo llamaron aversión miopica a la pérdida.

Generalmente un individuo no toma una pérdida en sus inversiones debido a que teme reconocer su error o estar equivocado en su opinión. El ego interfiere con su análisis y está dispuesto a sufrir una pérdida financiera frente a un dolor emocional, que ocasionaría efectivizar la reducción en el valor de sus activos. El individuo empieza a racionalizar y buscar información que concuerde con su análisis, sin ser objetivo y preciso. En términos psicológicos, la persona estaría experimentando una disonancia cognitiva.

En muchos casos un inversionista sospecha o tiene, en su interior, certeza que su inversión no se recuperara, pero el momento de liquidar la operación y tomar la pérdida no puede hacerlo: teme aun más apretar dar la orden para que su operador oprima el botón. Cuando las pérdidas son pequeñas es el momento de aceptar el error y continuar hacia delante. Generalmente cometemos el error de esperar, retrazamos la decisión con la esperanza de recuperar lo invertido. Sucede lo contrario, la pérdida crece y tomar la pérdida se hace más difícil aún.

Otro error muy ligado a este, es aumentar la posición con pérdida para reducir el costo promedio. En la mayoría de los casos el riesgo se incrementa y consiguientemente la herida financiera se hace más grande. Lo mejor es liquidar la posición cuando muestre signos de que cometimos un error. Es mejor perder la opinión, el ego y reconocer el error y salir de la inversión sin un daño mayor de la Bolsa de Valores.

En muchos casos las pérdidas se las mantiene en el portafolio por mucho tiempo, hasta llegar a un punto en el que el dolor financiero no puede aguantarse más y se enfrenta al miedo, liquidando la inversión. Bajo semejante presión el inversor, es probable, que venda o recompre su posición corta en el peor de los momentos. Los académicos de la economía del comportamiento llaman a este fenómeno de retrasar las pérdidas, el efecto disposición, que también incluye el error de tomar ganancias muy pronto; la motivación sería el temor a perder las ganancias.

Éxitos
Descarga gratuitamente mi libro digital
"Mis Experiencias en la Bolsa de Valores de Lima"
en el enlace: www.bolsaperu.com

0 comentarios:

Publicar un comentario